CAOS en URGENCIAS.

Muchas veces las urgencias son un CAOS.
Es importante saber PRIORIZAR, navegar en la tormenta, fijo que en algún momento llegará la calma o simplemente el final de la guardia y nos largamos.
 
El control de los TIEMPOS es vital, si alargamos los tiempos de proceso -> el caos crece, nos atrapa.
Tenemos que controlar la ejecución de nuestras órdenes -> acelerar procesos: que los pacientes no se queden enquistados en las camas de observación…
Las tareas pendientes nos dan problemas, las tareas finalizadas NO.
 
HISTORIA CLÍNICA (abreviada) mientras el paciente responde a nuestras preguntas: ¿qué le ocurre? ¿desde cuándo? ¿a qué lo atribuye? nosotros nos quedamos con los síntomas y signos de alarma, anotamos sus constantes (las volvemos anotar si cambian), tratamos el dolor, la insuficiencia respiratoria, etc.. -> valoramos la respuesta; nos planteamos el diagnóstico, pedimos pruebas, consulta con el adjunto, consulta al especialista -> tomamos una decisión (informamos/pactamos con el paciente y su familia): nos cercioramos de que se cumpla lo más rápidamente posible, FIN.
Tomamos un poco de aire-> cogemos otro paciente…..
Acelerar los procesos en urgencias es difícil; nunca el hacerlo rápido debe de ir en contra de hacerlo bien. Pero:

– Lo breve si bueno: dos veces bueno.

– Si malo: malo.

Si malo y largo: dos veces malo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otros POSTs y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s