INCERTIDUMBRE en Medicina

A finales de Mayo de este año Sandra finalizaba su periodo de formación. Al fin accedía a su bien ganado título de especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Se quedaban atrás días, noches de sudor y lágrimas, de risas y sonrisas, de trabajo, de amor, de muerte… Ella bien sabe de lo que hablo y solo me queda repetirle mi admiración. Antes de irse nos invitaba a tortilla. La sesión programada para ese día: “examen de ECG” quedó relegada. La amiga Sandra abría su corazón y les decía a sus compañeros residentes de lo importante de mantenerse unidos ante la adversidad. Me decía a mi que cuidara de sus “compis”. Yo me los imaginaba en una pequeña embarcación, en medio del mar, en busca de la gran ballena blanca o Dios sabe qué. Niebla, bruma, mucha niebla, mucha bruma. (el astrolabio no nos sirve)—> INCERTIDUMBRE.

Es una trainera vieja, de madera pintada de verde= “ama guadalupekoa” de Hondarribi. Creo que en su origen las traineras iban en busca de ballenas (pobrecillas). Es evidente la distorsión en las medidas y el color del “montaje”. Sean benévolos con mi discurso e imaginénselo con niebla, sin sonrisas.

Por aquel entonces yo les preguntaba a los residentes ¿que le diríais a un aspirante a mir de MFyC en el H Bidasoa?.

Tengo que confesar que la pregunta se volvió en mi contra: ¿qué les puedo aportar yo? -> INCERTIDUMBRE.

La incertidumbre del médico en la consulta es una situación profesional cotidiana. El médico debe aprender a abordarla y controlarla lo mejor posible. Cada encuentro entre médico y paciente,  origina una serie de incertidumbres profesionales desde el momento que el enfermo plantea uno o varios motivos de consulta. Es fundamental identificar el problema: ocurre con frecuencia que el problema del paciente y el del médico que lo atiende no siguen lineas  convergentes. Los estudiantes deben aprender mediante la acción, con una preparación en que escuchan, ven y reflexionan.

El médico debe aprender el Teorema de Bayes, la toma de decisiones, reconocer los heurísticos *, y meditar sobre los límites imposibles del “diagnóstico heroico”= cuando el diagnóstico se convierte en una obsesión, en un absurdo, en una especie de imposición mental y profesional, es decir, es un diagnóstico extremo en el sentido de “por sí mismo”, e innecesario. El  médico debe aprender que el objetivo no es el diagnóstico en si (debe evitar la “tiranía del diagnóstico“), sino la decisión que ayude a mejorar la salud de las personas.

*Heurística es la capacidad de un sistema para realizar de forma inmediata innovaciones positivas para sus fines. La capacidad heurística es un rasgo característico de los humanos, desde cuyo punto de vista puede describirse como el arte y la ciencia del descubrimiento y de la invención o de resolver problemas mediante la creatividad y el pensamiento lateral .

W. Heisenberg (Premio Nobel de Física 1932) enunció el llamado principio de incertidumbre o principio de indeterminación, según el cual es imposible medir simultáneamente, y con precisión absoluta, el valor de la posición y la cantidad de movimiento de una partícula. Dicha incertidumbre no se deriva de los instrumentos de medida, sino del propio hecho de medir. Con los aparatos más precisos imaginables, la incertidumbre en la medida continúa existiendo. Así, cuanto mayor sea la precisión en la medida de una de estas magnitudes mayor será la incertidumbre en la medida de la otra variable complementaria. Por motivos culturales y educativos, las personas se suelen enfrentar al principio de incertidumbre por primera vez estando condicionadas por el determismo de la física clásica. El principio de incertidumbre supone un cambio básico en la naturaleza de la física, ya que se pasa de un conocimiento absolutamente preciso en teoría (aunque no en el conocimiento basado sólo en probabilidades). Aunque debido a la pequeñez de la constante de Planck, en el mundo macroscópico la indeterminación cuántica es casi siempre completamente despreciable, y los resultados de las teorías físicas deterministas, como la teoría de la relatividad de Einstein, siguen teniendo validez en todos casos prácticos de interés.  ¿OK?

NOTA: la mayor parte de lo arriba expuesto está copiado (WIKI= rápido)

CONCLUSIÓN: Siempre he entendido la DUDA como un motor de conocimiento. Si dudo es que pienso, si pienso es que existo, “cogito ergo sum” (Descartes). Yo, analfabeto de mi, pensaba que la incertidumbre era un sentimiento (disconfort) generado por mis propias dudas en el acceso al conocimiento, un impulso de búsqueda. Justo me di cuenta que no se bien qué carajo es la incertidumbre. !Socorrooooo!

Besos compañeros. Feliz verano. Con esta de la calor, pensar se hace farragoso. Que bueno SENTIR -> sentirse bien. Paramos el tiempo: nos vemos en Septiempre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otros POSTs y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s