GUARDIAS MIR

El trabajo en Urgencias es muchas veces estresante. Horarios intempestivos (noche, días festivos…). Aglomeración de pacientes a la espera de ser atendidos, atención al paciente crítico (emergencia), altos niveles de incertidumbre, mayor exposición a demandas judiciales, conflictos con altas dosis de agresividad en ocasiones de difícil manejo, demanda de resolución de problemas ajenos a nuestro trabajo (carencias de la Atención Primaria, atención a emigrantes o desplazados, acelerar cita con el especialista, realización urgente de pruebas complementarias programadas previamente, control/revisión de pacientes vistos en Urgencias, etc.), cajón de sastre de diferentes problemas sociales sin respuesta,  etc. etc…

Los MIR, en sus guardias, disfrutan de dichas vivencias.

Teóricamente los MIR no forman parte de la cobertura del Servicio de Urgencias pero en la realidad ellos cubren muchas lagunas y se les obliga a hacerlo. “No se les paga por aprender sino por trabajar”.

La cuestión principal es adquirir COMPETENCIAS, AUTONOMÍA (ojo! paso a paso y siempre bajo control).  Es seguro que en las guardias el MIR sufre al enfrentarse con sus propias carencias pero está obligado a pedir ayuda aunque le saquen los colores, se trata de elegir la mejor opción, corregir errores. AUTOAPRENDIZAJE sí, pero siempre tutelado.

No todos los MIR ni todos los docentes tienen el mismo grado de implicación en este proceso de aprendizaje.

Decía una ex-Jefa del Servicio que los Residentes son como “moscas cojoneras”. No coincido con su reflexión. Pero tampoco quiero pecar de paternalismo, mejor ser exigente. Vosotros los MIR y nosotros los adjuntos estamos en el mismo barco: aprender/mejorar.

Esta entrada fue publicada en Otros POSTs y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a GUARDIAS MIR

  1. Marilis dijo:

    Coincido con tu reflexión; el MIR en su conjunto en es un momento de aprendizaje tutelado, es una época en la que se aprende, se disfruta y también se sufre…No he olvidado las guardias en el hospi de residente, aunque ya hace mucho (¡qué horror!) de todo aquello…Creo que no me sobró ni una sola de todas ellas, como ninguno de los días que pasé en mi centro de salud. Ahora que al PAC también vienen residentes, tengo el placer y la responsabilidad de aportarles “algo”, y también el placer y la responsabilidad de aprender con ellos y de ellos, porque como bien dices, estamos en el mismo barco…
    Saludos,
    Marilis

    • Hola Marilis: una alegría recibir tus comentarios.
      Coincido contigo “…el placer y la responsabilidad de APRENDER CON ELLOS Y DE ELLOS (los MIR)…”
      A ser sincero tengo que reconocer que muchas veces en la práctica diaria descuido esa labor docente que tanto predico.
      Josu Abecia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s