CASO 112: Traumatismo torácico, 16 costillas rotas.

CONTINUACIÓN del CASO 112: varón de 57 años, con traumatismo torácico al quedar atrapado entre dos vagones que estaban maniobrando en la estación de tren.

En la Rx de Tórax se aprecian varias fracturas de arcos costales y veladura del vértice pulmonar izquierdo.

Traumatismo torácico

Se cursa TAC TORÁCICO y ABDOMINAL con CIV, informado como:

– Pequeño neumotótax bilateral, mayor en el lado izquierdo.

– Consolidación en vértice pulmonar izquierdo y áreas de vidrio deslustrado en LM y segmento anterior del LSD, compatibles con contusión pulmonar.

Derrame pleural bilateral de pequeña cuantía y discretas áeas de consolidación en pulmón adyacente sugestivas de contusión pulmonar/atelectasias por hipoventilación.

Fractura de múltiples arcos costales. Hemitórax derecho: 2º, 3º, 4º, 5º, 6º y 7º en línea axilar y 8º a nivel de arco posterior. Hemitórax izquierdo: 1º que presenta dos líneas de fractura (una anterior y otra posterior),  2º, 3º, 4º, 5º, 6º, 7º, 8º y 9º a nivel de arco posterior.

Fractura del manubrio esternal, adjyacente a la primera articulación costoesternal derecha, con presencia de pequeño hematoma y varias burbujas de aire en mediastino anterior.

– Enfisema subcutáneo en tercio superior de hemitórax derecho.

– Columna dorsal, Aorta torácica, Higado, Bazo y Riñones sin alteraciones significativas.

contusión LSI

Tx Torácico

Comentado el caso con Cirugía Torácica y CMI se traslada a H Donostia.

Comentario: ante la presencia de 3 o más fracturas de arcos costales se recomienda realizar estudio de TC Torácico, si las fracturas son bajas se debe de ampliar el estudio a Abdomen (para descartar afectación de higado, bazo, etc). En las fracturas de 1º y 2º arcos costales se debe descartar lesión de grandes vasos. En la fracturas de esternón debemos descartar la contusión miocárdica. Por otro lado es importante valorar el contexto del accidente, su nivel de energía, la información de testigos presenciales…

Dentro del infortunio de nuestro paciente, tuvo suerte. Su evolución fue favorable.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CASOS CLINICOS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s