CASO 143: MIGRAÑA con AURA en mujer de 24 años

Mujer de 24 años refiere cefalea hemicraneal derecha de 4 días de evolución, de intensidad moderada y de carácter intermitente; inicialmente precedida de fotopsias y disestesias en hemicara izquierda. Acude ante la persistencia de la alteraciones visuales y de la cefalea que cede con Paracetamol pero reaparece al cabo de unas 4 horas. No refiere fiebre, nauseas ni vómitos ni otros síntomas sobreañadidos.

Antecedentes personales: sin interés. Antecedentes familiares: madre con migrañas.

Exploración general: anodina. Buen estado general, mínimamente afectada por la cefalea. Consciente y orientada. No rigidez de nuca ni signos  meníngeos. Pupilas IC y NR; movilidad ocular extrínseca normal, sin nistagmus. Facial normal. Fuerza y sensibilidad normales, No dismetrías, ROT y RCP normales, Marcha normal. Romber (-).

TTO: Dexketoprofeno IV + Metamizol IV -> cede el dolor.

Dx: Probable migraña con aura. Se añade Ibuprofeno y se le cita en CCEE de Neurología.

* Valorada en CCEE de Neurología se objetiva en la exploración de campimetría por confrontación : HEMIANOPSIA HOMÓNIMA IZQUIERDA.

Cuestiones: Qué hacemos con nuestra joven migrañosa?

.

.

Comentario (copiado de la WIKI): La migraña, también llamada hemicránea (del griego ‘un lado de la cabeza’) o jaqueca (del árabe ‘media cabeza’), es una enfermedad que tiene como síntoma principal el dolor de cabeza, usualmente muy intenso e incapacitante para quien lo sufre. Es una afección muy frecuente, de base genética, que afecta a entre el 12% y el 16% de la población general, siendo la incidencia más alta en las mujeres.

Se debe distinguir la auténtica migraña de otros tipos de cefaleas, tales como la cefalea tensional, que es mucho más usual, la cefalea en racimos y otras así como de las cefaleas secundarias que pueden estar originadas por multitud de causas, como gripe, meningitis, traumatismos craneoencefálicos, hemorragia subaracnoidea, tumores cerebrales…

Migraine.jpgEl dolor producido por la migraña es incapacitante. El 80% de los pacientes migrañosos presentan su primer ataque antes de los 30 años. La enfermedad cursa con episodios de dolor agudo intercalados entre largos periodos libres de síntomas. La frecuencia de las crisis es muy variable, lo más usual es entre uno y cuatro episodios al mes que duran entre 4 y 72 horas, si no se realiza ningún tratamiento. El dolor puede estar precedido de manifestaciones neurológicas variadas que se llaman aura y consisten en trastornos visuales o sensación de hormigueo en labio, lengua y la mitad de la cara. El dolor suele ser de gran intensidad, afecta a la mitad derecha o izquierda de la cabeza, más raramente a ambos lados simultáneamente, se acompaña fotofobia, sonofobia, náuseas, vómitos y empeora claramente con la actividad física. Por ello los pacientes suelen retirarse a una habitación oscura y permanecen inactivos hasta que desaparecen los síntomas.

Clasificación:

Pueden distinguirse diferentes variedades de migraña según los síntomas que se presenten. Las más usuales son las siguientes:

  • Migraña con aura o migraña clásica: es precedida por un conjunto de síntomas específicos llamados aura, que comúnmente se experimenta como una distorsión en la visión. Corresponde al 20% del total de los casos.
  • Migraña sin aura o migraña común: por el contrario, carece de aura. Muchos pacientes experimentan una sensación extraña y presienten que van a presentar un ataque, estos síntomas se llaman pródromos y no deben confundirse con el aura. La migraña sin aura es la variedad más frecuente y afecta al 75% de los casos.

Otras variedades de migraña poco comunes son:

  • Migraña hemipléjica: es una forma poco frecuente de migraña que se caracteriza por producirse durante las crisis trastornos motores que causan déficit de movilidad con carácter transitorio. Existen dos variedades, la migraña hemipléjica familiar que es hereditaria y la migraña hemipléjica esporádica.
  • Migraña de tipo basilar: es un tipo poco frecuente de migraña que se caracteriza porque se presentan síntomas durante la fase del aura, son muy variables y pueden consistir en disartria, hipoacusia, diplopia, paresias que afectan a diferentes músculos e incluso disminución del nivel de conciencia.
  • Migraña retiniana: es una forma poco usual de migraña que se caracteriza por perdida de visión total o parcial unilateral y de carácter transitorio. Lo más habitual es que la perdida de visión precede al cuadro doloroso, aunque a veces ambos síntomas son simultáneos.
  • Aura sin migraña: es una circunstancia que ocurre a veces en los pacientes migrañosos, en la cual se produce el fenómeno del aura, generalmente en forma de distorsiones visuales, pero sin que a continuación aparezca el dolor.

Complicaciones:

Las principales complicaciones descritas son el estatus migrañoso, la migraña crónica, el infarto migrañoso y la migralepsia. Debe tenerse en cuenta que la probabilidad de que un determinado paciente presente alguna de ellas es baja.

Estatus migrañoso persistencia de un ataque de migraña durante un plazo de tiempo superior a 72 horas, de forma continuada o con intervalos sin síntomas de menos de cuatro horas. Es una situación que puede ser grave, y acompañarse de náuseas, vómitos repetidos y deshidratación. A veces obliga al ingreso de la persona afectada en un centro hospitalario. Se suele indicar tratamiento con corticoides.

Migraña crónica: pacientes con antecedentes de migraña episódica que experimentan cefalea 15 o más días al mes. En general, aunque no necesariamente, se presenta además alguna característica de migraña o respuesta a medicaciones específicas antimigraña, como triptanes o ergotamina. Algunos neurólogos afirman que el abuso de medicación sintomática es el origen de la cronificación de la migraña.

Infarto migrañoso se caracteriza por un déficit de las capacidades motoras o sensitivas de inicio brusco que tiene lugar durante la fase de aura de la crisis migrañosa y puede dejar secuelas permanentes, aunque en general suele recuperarse con el paso del tiempo. Sin embargo tiene tendencia a repetirse.

Migralepsia:  es una crisis epiléptica desencadenada por un episodio de migraña. Se trata de un trastorno muy poco frecuente que puede sospecharse en pacientes que presenten migraña con aura y sufran un episodio de epilepsia en la hora siguiente al inicio del aura, siempre que no exista otra causa que explique el fenómeno.

* Volviendo al caso que nos ocupa: QUÉ HACEMOS CON LA PACIENTE?

VER EVOLUCIÓN

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CASOS CLINICOS y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a CASO 143: MIGRAÑA con AURA en mujer de 24 años

  1. ykurnat dijo:

    Descartamos esclerosis multiple pidiendo una RMN

    • A día de hoy el diagnóstico de la paciente está sin determinar.

      Cualquier déficit neurológico agudo/subagudo en un paciente joven puede ser el debut de una ESCLEROSIS MÚLTIPLE.
      Un signo relativamente frecuente de su inicio es la NEURITIS ÓPTICA, que cursa con visión borrosa. El fondo de ojo (no descrito en la historia) era normal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s