El monte del templo o la explanada de las mezquitas

Israel-2013(2)-Aerial-Jerusalem-Temple_Mount-Temple_Mount_(south_exposure)El Monte del Templo o Explanada de las Mezquitas está en Jerusalén. Es un lugar sagrado para el judaísmo, ya que en el Monte Moria se sitúa la historia bíblica del sacrificio de Isaac. El lugar fue elegido por el rey David para construir un santuario que albergara el objeto más sagrado del judaísmo, el Arca de la Alianza. Las obras fueron acabadas más tarde por Salomón. El Templo de Salomón fue profanado y destruido por Nabucodonosor II en el 586 a. C., dando inicio al exilio judío a Babilonia. Unos años después se reconstruyó el Segundo Templo, que volvió a ser destruido en el 70 d. C. por los romanos, con la excepción del muro occidental, conocido como Muro de las Lamentaciones, que aún se conserva. Según ciertas ramas de la ortodoxia judía, los judíos no deben penetrar en el Monte del Templo porque podrían, sin querer, violar el sancta sanctorum del desaparecido templo, es decir, la zona del mismo cuya entrada solo estaba permitida, al sumo sacerdote.

1280px-Al-mawazin_next_to_the_Dome_of_the_Rock,_Jerusalem4En la explanada se encuentran también dos de los templos más importantes del islam: la Mezquita de Al-Aqsa, la cúpula “plateada”, y el Domo de la Roca la cúpula de oro, construidas ambas en el siglo VII. La segunda debe su nombre a que alberga en su interior la que —según la tradición islámica— es la piedra sobre la que Abraham se dispuso a sacrificar a su hijo (Ismael, y no Isaac, según el Corán); desde esa misma piedra fue elevado Mahoma al cielo, dice la tradición musulmana. Actualmente, la explanada es uno de los lugares sagrados más disputados del mundo.

Visto lo ocurrido en el semanario Charlie Hebdo da miedo posicionarse sobre el tema. En el Bidasoa no somos apolíticos, tenemos nuestras convicciones, la mayoría somos católicos, algunos somos ateos y otros agnósticos. No nos gusta hacer comentarios sobre cuestiones políticas. Mejor en otros foros.

islam4kidsEn este caso, personalmente me siento obligado a mostrar mi rechazo.

Me encanta la ironía, los chistes, la libertad de opinión, la libertad de expresión (tolerancia y respeto equilibrados), el respeto a la vida (incluida las de los activistas). Asusta la violencia, la inmolación recompensada con el paraíso en la vida eterna.

OJALÁ (si Dios, Yahveh o Alá lo quisieran) no se vuelva a repetir.

Esta entrada fue publicada en Otros POSTs. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s