CASO 247: TORSIÓN TESTICULAR

Recientemente un brote de gastroenteritis en Usurbil ha afectado a un gran número de sus habitantes… en eso pensé al atender a un joven con vómitos.

A las 5 de la tarde, acude un hombre de 15 años por vómitos de repetición y dolor abdominal de 14 horas de evolución. No refiere diarrea ni fiebre.

Exploración general: PA 110/40 mmHg  FC 90 lpm  Tª 36.5ºC  SatO2 100% Afectado, pálido, bien hidratado y perfundido. ACP: normal. Abdomen: dolor a la palpación de FID sin defensa ni peritonismo. Dolor en zona inguinal derecha… Le pido que se baje los calzoncillos para descartar un hernia inguinal => (!!!) tiene el hemiescroto derecho amoratado, el testículo derecho ascendido, intensamente doloroso a la palpación.

¿Te has dado algún golpe? – le pegunto

No, no me he dado ningún golpe. Hacia las 3 de la madrugada, me desperté por dolor en el testículo. Lo noté subido. Otras veces me ha solido pasar pero yo mismo me lo bajo. Esta noche no lo he conseguido y al rato empecé a vomitar.

¿Y por qué no has venido antes? – le pregunto.

Pensé que se me iba a pasar – me responde.

Esta imagen corresponde a un bebé (fuente aquí)… La he puesto porque el aspecto del escroto del joven era muy similar.

Pensé en hacerle un Eco-doppler para confirmar la TORSIÓN TESTICULAR… pero nunca he visto un caso tan claro (tan pasado de rosca). Llamé a la Uróloga y esta al Anestesista. Mientras tanto le decía al joven que probablemente le iban a extirpar el testículo. Que no se angustiara…  eso no afectará a sus relaciones sexuales… le pondrán una bola de silicona y por fuera no se le notará,… podrá tener hijos…

A la salida de quirófano, me comenta la urológa que tenía 4 vueltas de cordón, el testículo estaba necrótico y se lo han extirpado.

Le digo al celador que me pase al siguiente paciente, me advierte que está mosqueado porque lleva una hora de espera.

“Cuénteme que le ocurre”.

“Desde esta mañana estoy con mocos y no puedo respirar por la nariz….y además ayer me torcí el tobillo y me duele al correr”.

Yo también estoy mosqueado no tanto por la banalidad de los síntomas de este último paciente, más por la tardanza del joven con la torsión. A partir de las 6 horas de isquemia, a medida que pasa el tiempo la afectación del testículo se hace irreversible.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CASOS CLINICOS y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a CASO 247: TORSIÓN TESTICULAR

  1. Maia dijo:

    De la IMPACIENCIA de los supuestos pacientes… Cuánto más IMpacientes menos “pacientes” realmente…
    Y la nuestra? Habéis analizado la evolución de nuestra IMpaciencia conforme pasan las horas de guardia?

    Humanos todos al fin y al cabo. Cuánto de relación social conllevaba esta profesión. Que poco nos prepararon. No os parece?

  2. Los gestores, a los pacientes les llaman CLIENTES.
    “el cliente siempre tiene razón”
    “los dependientes de este comercio debemos ser AMABLES”
    OK, Maia, la empatía con el enfermo es terapéutica en si misma.

    Nosotros los médicos somos también gestores de recursos y educadores
    Los recursos no son infinitos

    … De vez en cuando nos enfrentamos a casquetas de niños malcriados
    Los que somos padres sabemos de la importancia de establecer ciertos límites/barreras, De no hacerlo así… podemos criar niños impertinentes, siempre insatisfechos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s